Traductor
| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

miércoles, 28 de julio de 2010

Ciencia Cósmica Parte 6



Siente leyes o principios universales, dictados por el tres veces grande Hermes Trismegisto.

• Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender.
• Donde quiera que estén las huellas del Maestro, allí los oídos del que está pronto para recibir sus enseñanzas se abren de par en par.
• Cuando el oído es capaz de oír, entonces vienen los labios que han de llenarlos con sabiduría.

Los principios de la verdad son siete: el que comprende esto perfectamente, posee la clave mágica ante la cual todas las puertas del Templo se abrirán de par en par.

1. El TODO es Mente; el universo es mental.

2. Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba.

3. Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra.

4. Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.

5. Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.

6. Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley.

7. La generación existe por doquier; todo tiene su principio masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos.

Libro recomendado: El Kibalión -- Tres iniciados

miércoles, 21 de julio de 2010

Ciencia cósmica parte 5



A medida que vamos avanzando por el camino espiritual del amor, aparecen más y mas llaves maestras que nos hacen comprender, ajustar e innovar nuestros conocimientos, lo que permite tener una mayor visión y una mejor perspectiva de lo que realmente fuimos destinados a cumplir. Hoy quiero presentarles este video, en el que se nombran las características más sobresalientes de un verdadero aspirante a la verdad; siendo que hay varios tipos de estudiantes de los cuales la mayoría aun se dejan dominar por las apariencias externas y viven quejándose por que el "destino" no es justo con ellos, por otra parte existen personas que han sabido concentrar su mente en una realización, en un deseo, en un anhelo de cambiar y poco a poco lo están logrando, pues al doblegar su mente a obedecer a su intimo amor, están atrayendo hacia sí mismos las herramientas que les permiten mejorar cada día más.

La oportunidad de avanzar esta siempre lista para quien decide iniciarla, solo hace falta el impulso de querer hacerlo, la máxima dice: Querer, saber, osar y callar:

• Tener en suficiente anhelo y la firme determinación para querer hacerlo.

• Saber y tener presente el conocimiento de la verdad espiritual para poder aplicarlo con sabiduría.

• Osar, poner en práctica lo aprendido dejándose guiar siempre por el amor, la sabiduría y el poder divinos.

• Callar, esto es lo más importante, calla sobre lo que no tiene importancia decirse, no se debe aumentar la fuerza de la ley del karma, obra silenciosamente, da sin esperar nada a cambio, no digas o hagas las cosas por ser reconocido o admirado hazlo con humildad y con la sencillez de saber que el universo es todo amor que todo es de todos y que el bien atrae más bien.

Excesiva familiaridad se refiere al fuerte apego que una ser pueda tener con determinado grupo de personas que no es necesariamente la familia, ahora bien, la frase de "excesiva familiaridad" es la carga que puede representar esta persona al núcleo familiar en donde se encuentra, ya sea porque sus aportes al hogar sean nulos, o porque a pesar del apoyo que recibe de sus seres queridos él no lo valora y sigue derrochando este amor, una persona con exceso de familiaridad es aquella que teme salir a triunfar lejos de casa porque siente más seguridad quedándose a lado de ciertas personas que la amparen. Este tipo de personas suele estancarse en su evolución y en la realización de su misión, por lo tanto no solo es culpa de la persona sino también de aquellos con quien convive, mucho cuidado! Si tienen personas como estas en sus núcleos familiares es hora de que los levanten, los muevan a la acción, o muy posiblemente el karma se le devolverá a la persona que sabiendo que una persona necesita ayuda no lo ayudo.

Espíritu de separabilidad se refiere específicamente al ego. El ego no permite que la persona se relacione con los demás seres o por lo general que tienda a trabajar aislado de su grupo familiar o de amigos, el espíritu de separabilidad lo tienen aquellas personas aisladas que prefieren quedarse en casa un domingo en vez de salir a disfrutarlo con sus seres queridos. Es aquella que en todos los planes opta por dividir y no por trabajar en equipo, muchas veces porque piensa que solo puede más o porque su fe en los demás es nula o simplemente no confía. Es aquella persona que prefiere hacer mala cara a quien le disgusta que conocerlo y hacerlo su amigo, en fin.

jueves, 15 de julio de 2010

A LOS GUERREROS DE LA LUZ PORQUE SU HONOR AUN SE LLAMA LEALTAD

Estamos anclados en esta tierra, como un suspiro en el viento, empujados por la tormenta de la soledad, guardando nuestra esperanza en una estrella que nos guie de regreso a casa.

Cautivos en este mundo de belleza desértica, abrazándonos tan solo con nuestros fantasmas, esos que alguna vez, nos dieron su último aliento con la esperanza de encontrar un corazón dispuesto en la batalla, un corazón cuya vista no se nuble ante nuestro pálido ropaje que no es de lino, sino más bien curtido por las dagas que han atravesado el alma, por la mentira de quienes nos vieron y no nos reconocieron, cuando solo nuestro espíritu alumbraba en esta noche larga, porque era más en su ignorancia lo que esperaban.

Ahora caminamos sedientos de calor y abrazos, mas en este poblado donde los seres solo ven la concha mas no lo que guarda, todas las puertas a los del insigne linaje del cielo están cerradas, pues solo llevan en su cofre la única cosa que ya no es válida, una lagrima del alma y el recuerdo de aquellas que los abandonaron por el enemigo en la batalla.

Y tan solo ahora se ahoga la garganta y una gota tan azul como una fina llama, es detenida por el corazón y el coraje, de quien se niega a perder su aurora, pues sabe, que las marcas de este látigo que azota para quien no ríe mientras llora, son fatales en la última hora.

Andamos entonces cautivos de la esencia de luz que aún llevamos en el alma, y exiliados por los nuestros ya rendidos en batalla, ahora amantes del oscuro, enarbolan su bandera de quimeras mientras ebrios expulsan la poca luz que un les queda, y todos juntos entonan el canto de una vida incierta, pero que el placer esculpe como anestesia, mientras les es arrancada, la ultima chispa que puede dar vida al alma.

Mas nosotros estamos de pie, tras las líneas de la huestes oscuras que rodean nuestra montaña, inciertos pero con la voluntad de la espada y aun mal heridos, mantenemos firme la mirada, tentando al enemigo con tan solo un suspiro dispuestos a ganar un mañana, otro día más con nuestra luz fabricando alma y el elixir del amor que nadie quiso, en honor a quien nos enseño a resistir un segundo más en esta noche helada.

A los heraldos de la tierra que esta por venir, porque su honor también se llama lealtad, como la gallardía de su grito de batalla.

A los traidores de la luz, los habitantes de este cuento de demonios disfrazados de hadas, porque ellos enseñaron el camino que no se debe seguir, aunque esté en juego, el destierro y la soledad más amarga. Los camaradas de ayer hoy caminando entre fantasmas.

El sonido y la Música (Ejercicio para determinar que tipo de música nos favorece de acuerdo a nuestra vibración)

El sonido y la música, esta es una de las técnicas de transmutación mental mencionadas en la parte 2 de Ciencia Cósmica. Cuando se identifica el sonido vibratorio es muy sencillo para la persona establecer un equilibrio físico y espiritual, y le ayuda a concentrarse en lo constructivo y bello. Son muy variados los géneros musicales y en estos tiempos mucho mas, solo basta un poco de sentido común para despertar su entendimiento a la verdadera paz y tranquilidad y que mejor que ayudándose con un buen estilo musical.

Para quienes estén interesados en hacer un pequeño ejercicio:

Este es un ejercicio que ayuda a identificar los efectos producidos por diferentes estilos musicales, tanto a nivel mental y emocional como corporal.

Primero se deberá buscar aproximadamente 10 pistas musicales que vayan desde los sonidos más bruscos y pesados a las notas más cálidas y bellas, luego se organizan de esta misma forma. Sentados con las manos descansando sobre las rodillas se pone a andar la primera pista (dejar sonar cada pista máximo 30 segundos para que el ejercicio no se vuelva muy largo) Se debe prestar mucha atención a los pensamientos que se producen al escuchar esta música, a la postura física que se toma, a la vibración de nuestros centros de energía y a los sentimientos que se producen, pasar a la segunda y hacer lo mismo, así sucesivamente con todas hasta llegar a la ultima.

Si el ejercicio se hace bien se lograra entender el comportamiento de todas las personas, lo que cada una de ellas siente al escuchar su género preferido, se podrá entender el por qué de sus pensamiento y consecutivamente sus acciones, aunque el verdadero fin no es ver en los demás sino en uno mismo; aprender a identificar su tonalidad vibratoria, ¿y cuál será? Con la pista que se logre concentrar su atención sobre pensamientos de PAZ, DE QUIETUD TOTAL Y TRANQUILIDAD, con la que se logre escuchar los latidos del corazón en todo el cuerpo y con la que se experimente una SENSACIÓN DE FELICIDAD y ANHELO de triunfar.

Esta es la parte 4 de Ciencia Cósmica, el sonido y la música un verdadero alimento para nuestro espíritu.

Muchas gracias a Dios porque a través de su amor me permite servir,

Dios les siga bendiciendo

GabrieL

Ciencia Cósmica Parte 4

Ciencia Cósmica Parte 3



La conformación séptuple del hombre, una verdad primordial", parte 3 de los nuevos videos Ciencia Cósmica.

La chispa divina, la sabiduría, el amor y el poder que todo ser busca se encuentra más cerca que su propia respiración, a pocos instantes del verdadero anhelo, es ese algo divino que tenemos todos, del que fuimos creados y el que sostiene nuestra existencia, es el amor divino, es Dios en nosotros que nos irradia su infinito amor y nos llama cada vez para preguntarnos si queremos avanzar, y por supuesto se deberá responder con convicción y con plenitud de amor tomar la mano del padre y dar un grandioso salto en el despertar y la evolución. Aunque bien sepan que no es necesario conocer estas cosas para sentir el amor divino, se deberá dejar todo pensamiento de lado, toda atadura y centrarse en el único y todopoderoso amor que todo lo puede, todo lo sabe, Dios en nosotros.

Un padre le da todo a su hijo para que este bien, Al pedirle su amor, el nos lo dará.

Ciencia Cósmica Parte 2

Ciencia Cosmica Parte 1

Contacto extraterrestre























domingo, 11 de julio de 2010

Calendario Hebreo


El calendario hebreo es un calendario lunisolar, es decir, que se basa tanto en el ciclo de la Tierra alrededor del Sol (año), como en el de la Luna al rodear a la Tierra (mes).

El calendario hebreo comienza con la Génesis del mundo, que aconteció, según la tradición judía, el día domingo 7 de octubre del año 3761 a. C.; fecha equivalente al 1 del mes de Tishrei del año 1. De esta manera, el año gregoriano de 2009 equivale al año hebreo de 5769 (que comenzó al atardecer del 29 de septiembre del 2008). Para convertir un año del calendario gregoriano a su correspondiente hebreo, basta con sumar o restar la cifra de 3760 (2009 + 3760 = 5769).

El día hebraico
El día, en el calendario hebreo, comienza con la salida de 3 estrellas, y culmina con el ocaso. En esto se diferencia del día según el calendario gregoriano, que discurre exactamente de medianoche a medianoche.

La costumbre de ver al día comenzar con la caída del crepúsculo es tan antigua como la Biblia misma, y se basa en el texto bíblico del Génesis 1:5, que al cabo de cada día comenta "Y fue la tarde, y fue la mañana...", de lo que se entiende que cada uno de los días de la creación comenzaba por la tarde. Más explícitamente aún, al prescribir la Biblia el ayuno del Día del Perdón, el Yom Kipur: "El día décimo de este séptimo mes será el día de la Expiación... Será para vosotros día de descanso completo y ayunaréis; el día nueve del mes, por la tarde, de tarde a tarde, guardaréis descanso" (Levítico 23:27-32). Desde entonces, es práctica corriente y antiquísima, que las festividades judías comiencen al caer el sol. Y no sólo ellas: la consabida costumbre de comenzar la celebración de la Navidad con la cena de Nochebuena, tiene sus raíces en tal milenaria usanza hebrea.

Cabe destacar, no obstante, que estudios arqueológicos han revelado que también en la antigua Babilonia se señalaba el comienzo del día al atardecer, y se estima que es ése el origen de la costumbre.

El Mes hebraico
El mes en el calendario hebreo se basa en el ciclo que cumple la Luna al circunscribir por completo a la Tierra, captando el ojo humano desde nuestro planeta 4 diferentes estadios principales de la Luna, a saber: Luna nueva, Cuarto creciente, Luna llena o plenilunio, y Cuarto menguante. Tal ciclo dura aproximadamente 29 días y medio. Resulta asombroso comprobar que ya los antiguos sabios hebreos supieron calcular la duración exacta de tal ciclo, estimando de acuerdo con sus conocimientos astronómicos que el periplo del satélite en torno al planeta Tierra tenía una duración de '29 días, 12 horas, y otras 793/1080 de hora' (o sea, otros 44 minutos y 3.33 segundos), siendo su error de cálculo de medio segundo. Debido a que la cantidad de días en un mes debía ser exacta, el calendario hebreo estipuló meses de 29 y de 30 días, intercaladamente.

La duración de los meses hebreos oscila entre los 29 y los 30 días, de la siguiente forma:

1.Tishrei (30 días) (תשרי) - cae aproximadamente en septiembre u octubre
2.Jeshván (29 ó 30 días) (חשוון, llamado también Marjeshván - מרחשוון) - octubre o noviembre
3.Kislev (30 ó 29 días) (כסלו) - noviembre o diciembre
4.Tevet (29 días) (טבת) - diciembre o enero
5.Shevat (30 días) (שבט) - enero o febrero
6.Adar (29 días) (אדר) - febrero o marzo
7.Nisán (30 días) (ניסן) - marzo o abril
8.Iyar (29 días) (אייר) - abril o mayo
9.Siván (30 días) (סיוון) - mayo o junio
10.Tamuz (29 días) (תמוז) - junio o julio
11.Av (30 días) (אב, llamado también Menajém Av - מנחם אב) - julio o agosto
12.Elul (29 días) (אלול) - agosto o septiembre

El año hebreo, según la cuenta bíblica, comenzaba con el mes de Nisán, llamado en la Biblia "el mes primero" (Éxodo 12:2), y concluía en el mes de Adar; mientras que más adelante primó la concepción del comienzo del año en el mes de Tishrei, con la festividad de Rosh Hashaná (ראש השנה, literalmente "cabeza de año"), culminando el año en el mes de Elul, tal como rige el calendario hebreo hasta nuestros días.

La semana en el calendario hebraico
Los días de la semana hebrea se basan en los seis días de la Creación, según relata el primer capítulo del libro del Génesis, siendo su nombre el mismo que les adjudica la Biblia, que son simplemente los nombres de los números ordinales en hebreo, del primero al sexto —denominación que se conserva en el idioma portugués, salvo el domingo; pero que se ha perdido en la mayoría de las lenguas occidentales, que adoptaron nombres de deidades paganas para los días de la semana— y en el séptimo día, en el que Dios descansó de su labor (Génesis 2:1-3): el Shabat, del hebreo שבת, shabbat, descanso; nombre que fue adoptado por una buena parte de las lenguas (castellano sábado, francés samedi, italiano sábato, portugués sábado, catalán dissabte, alemán Samstag, polaco sobota, griego sávvato, árabe asSabt, indonesio sabtu, rumano sâmbătă). Así pues, y basándose en el relato bíblico, comienza la semana hebrea el día domingo (יום ראשון, "yom rishón", "el día primero"), y no el lunes como en la sociedad occidental, y culmina el sábado, el día consagrado al descanso.

Ciencia cosmica Apertura (Nueva generación de Proyecto 2012)